Día #14 Ámate a ti mismo.

Revisión de la segunda semana
Yeiiii llegaste a tu segunda semana. Hoy en tu trabajo del espejo revisarás tus progresos y aprenderás a conceder más tiempo y a tener más ánimos para realizar tu viaje. Has llegado al final de la segunda semana y sigues delante de tu amigo, el espejo, practicando y aprendiendo cada día las múltiples formas que tienes de reflejar el amor en tu vida. 

Te mereces tener amor, alegría y todo lo bueno que puede ofrecerte la vida.

Te animo a que tengas paciencia contigo mismo al hacer tus ejercicios diarios. El cambio puede ser difícil o fácil. Recuerda que es un viaje de autoestima, de aceptación y de reconocimiento de todo el esfuerzo que estás haciendo.
Has logrado mucho hasta aquí, Eres más consciente  de tu monólogo interior, escuchas cuidadosamente tus palabras y estás aprendiendo a darles la vuelta y a convertirlas en afirmaciones positivas.
Tu niño interior ha sido el tema de dos de las lecciones de la semana pasada y las has abordado con valor. ¡Bien por ti, otra vez! Te has presentado a tu niño interior y estás empezando a entender lo que siente este pequeño. También has encontrado tiempo para tenerle  en  tus  brazos  y  hacerle  saber  que  está  a  salvo  y  que  le  quieres.  Estoy  muy orgullosa de que hayas dado este gran paso hacia amarte más a ti mismo.
También has estado practicando uno de mis principios favoritos: La forma  en  que empiezas el día suele reflejar cómo vives tu vida. Me alegra mucho saber que te estás esforzando para empezar el día con pensamientos positivos. Esto crea una tónica positiva para el resto de tu hermoso día.

Afirma: Estoy aquí, mundo, abierto y receptivo a todas las cosas maravillosas que me está enseñando este curso del trabajo del espejo.

Ejercicio del trabajo del espejo para el día 14

  1. Busca una foto tuya de cuando eras pequeño, de un día en que fuiste muy feliz.  Quizá  tienes  alguna fiesta  de  cumpleaños,  haciendo  alguna actividad con tus amigos o visitando uno de tus lugares favoritos.
  1. Pega la foto en el espejo de tu cuarto de baño.
  2. Habla a ese niño o niña feliz y vital de la foto. Dile cuánto te gustaría volver a  sentirte  así.  Comenta  con  tu  niño  interior  cuáles  son  tus  verdaderos sentimientos y qué es lo que te lo impide.
  3. Repite estas afirmaciones en voz baja: 
  • Estoy dispuesto a liberarme de todos mis miedos.
  • Estoy a salvo.
  • Amo a mi niño interior. Te amo.
  • Soy feliz. Estoy contento. Y me siento amado.
  1. Repítelas diez veces.

El poder está dentro de ti: Tu ejercicio del cuadernillo para el día 14

  1. Saca tu diario y ábrelo por el primer ejercicio que hiciste el día 7.
  2. Lee  los  sentimientos  y  las  observaciones  que  escribiste  cuando  hiciste  tu trabajo del espejo ese día.
  3. Escribe  en  una  página  nueva  tus  sentimientos  y  observaciones  de  hoy, después de haber finalizado la segunda semana del trabajo del espejo. ¿Te están  resultando  más  fáciles  los  ejercicios?  ¿Te  sientes  más  cómodo mirándote al espejo?.
  4. Escribe en qué áreas estás teniendo más éxito. Escribe cuáles son las que te causan más problemas.
  5. Crea un nuevo ejercicio del espejo y afirmaciones que te ayuden a superar esas áreas en las que todavía estás bloqueado.
Tu pensamiento del corazón para el día 14:

Estoy dispuesto a ver sólo mi grandeza

Meditación Día #14

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.