Día #18 Recibe tu prosperidad

¿Eres un imán para los milagros, el dinero, la prosperidad  y la abundancia? Hoy aprenderás cómo serás cuando estés abierto a recibir
Es un buen momento para repasar las notas que escribiste en tu diario al comenzar este curso. ¿Has visto cuánto has aprendido? ¿Puedes comprobar si te sientes más cómodo repitiendo las afirmaciones delante del espejo? ¡Eres un imán para los milagros!.
¿Crees también que eres un imán para el dinero, la prosperidad y la abundancia? En el mundo hay mucha abundancia a la espera de que la experimentes. Hay más dinero del que puedes llegar a gastar.
Hay más felicidad de la que puedes llegar a imaginar. Hay más personas de las que puedes llegar a conocer. Si consigues entender esto realmente, te darás cuenta de que conseguirás todo lo que necesitas y deseas.
El Poder que hay en nuestro interior está deseando proporcionarnos nuestros sueños más entrañables y una tremenda abundancia al instante. ¿Estás abierto para recibirlo? Si deseas algo, el Universo no dice: «Me lo pensaré». Responde rápidamente y te envía lo que has pedido. Pero has de estar abierto y preparado para recibirlo.
Te invito a que empieces ahora. Ponte de pie, abre tus brazos de par en par y di: Estoy abierto y receptivo a todo lo bueno y a la abundancia del Universo. ¡Ahora dilo bien alto para que todo el mundo pueda oírlo!
La  prosperidad  puede  significar  muchas  cosas: dinero, amor, éxito,  comodidad, belleza, tiempo y conocimiento.  Creas prosperidad  hablando y pensando sobre  tu abundancia.  No puedes crearla hablando sobre tus carencias ni pensando en ellas.
Lo  mejor que puedes hacer si tienes problemas económicos es desarrollar el pensamiento de prosperidad.

Afirmaciones: -Mis ingresos aumentan constantemente y Prospero dondequiera que voy -La vida cubre todas mis necesidades en abundancia. Confío en la vida

Ejercicio del trabajo del espejo para el día 18

  1. Hoy vas a concentrar tu trabajo del espejo en recibir prosperidad. Ponte de pie con los brazos abiertos y di: Estoy abierto y receptivo a todo lo bueno.
  2. Ahora mírate al espejo y vuelve a decir: Estoy abierto y receptivo a todo lo bueno.  Deja  que  fluyan  las  palabras  desde  tu  corazón:  Estoy  abierto  y receptivo a todo lo bueno.
  3. Repite diez veces más esta afirmación.
  4. Observa  cómo  te  sientes.  ¿Te  sientes  liberado?  Haz  este  ejercicio  cada mañana hasta que termines este curso del trabajo del espejo. Es una forma excelente de reforzar tu conciencia de prosperidad.

El poder está dentro de ti: Tu ejercicio del cuadernillo para el día 18

  1. ¿Cuáles son tus creencias respecto al dinero? Vuelve al espejo. Mírate a los ojos y di: Mi mayor temor respecto al dinero es [rellena tu temor]. Escribe la respuesta y la razón de por qué te sientes así.
  1. ¿Qué aprendiste sobre el dinero de pequeño? ¿Cómo manejaba el dinero tu familia? ¿Cómo lo manejas tú? Escribe tus pensamientos. ¿Observas algún patrón?
  1. Al  lado  de  todas  las  creencias  que  has  anotado  en  el  paso  2,  escribe  las verdaderas razones de su existencia. Quizá tus padres habían tenido un mal día en su trabajo y te dijeron algo que no era cierto. Tal vez un amigo de la infancia que no se sentía querido decidió meterse contigo. Escribe todos tus pensamientos en tu diario.
  2. Ahora trabaja un poco más con tu diario para desarrollar el pensamiento de prosperidad.  Escribe  cómo  sería  tener  todo  lo  que  siempre  has  deseado. ¿Qué sería? ¿Cómo sería tu vida entonces? ¿Adónde viajarías? ¿Qué harías? Siéntelo. Disfrútalo. Sé creativo y diviértete
Tu pensamiento del corazón para el día 18:

Soy una persona si… -Sé que soy uno con toda forma de vida. -Estoy rodeado e impregnado de la Sabiduría Infinita. -Por lo tanto, confío plenamente en que el Universo me apoyará de todas las maneras positivas posibles.

Meditación Día #18

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.