Día #4 Deja atrás tu pasado

Hoy empiezas a desprenderte de cosas, a dejar de culpabilizar, a perdonar y a seguir adelante.
Yeiii tu día No 4 ¿Cómo te fue ayer? ¿Te parece que estás empezando a aprender a liberarte de algunas de tus heridas del pasado y a sintonizar tu monólogo interior con algunas emisoras más positivas? Sientete orgullos@ de que te quieras lo suficiente como para seguir estas lecciones todos los días y utilizar el trabajo del espejo para reprogramar las viejas grabaciones que has estado reproduciendo en tu cabeza.
Te has conectado con estas etiquetas? «No soy lo bastante bueno», «Nunca lo conseguiré», «No hago nada bien». Estamos enterrados bajo montañas de registros viejos y negativos.
Vamos a renovar estas etiquetas, vamos ha hacer nuestro trabajo del espejo y poner nuevas etiquetas que te permitirán conectar con lo mas profundo de tu ser:

«Estoy dispuesto a dejar ir», «Dejo de culpabilizar», «Estoy preparado para perdonar».

Los mensajeros recogerán estos nuevos mensajes y se preguntarán: «Pero, ¿qué es esto? ¿Dónde lo archivamos? Nunca lo habíamos visto antes».
Genial cada día están aprendiendo a quitarte etiquetas que ya pasaron de promoción hace rato, justo empiezas a dejar de estar en oferta ¡maravilloso!

Afirma: Dejo ir mis viejas limitaciones y creencias. Me desapego de ellas y me quedo en paz.

Ejercicio del trabajo del espejo para el día 4

  1. Colócate de pie delante del espejo de tu cuarto de baño.
  2. Inspira profundo y al exhalar deja salir toda la tensión de tu cuerpo.
  3. Mírate la frente e imagina que presionas un botón que provoca la expulsión de un disco que contiene todas las antiguas creencias y pensamientos negativos que se han estado reproduciendo en tu cabeza. Levanta la mano e imagina que te sacas ese CD de tu cabeza y lo tiras.
  4. Ahora mírate fijamente a los ojos y di:

Vamos a hacer una grabación nueva de creencias y afirmaciones positivas.

5. Di estas afirmaciones en voz alta:

Estoy dispuesto a dejar ir. Suelto. Dejo ir.Libero toda mi tensión. Libero todo mi miedo. Libero toda mi ira. Libero todo mi sentido de culpa. Libero toda mi tristeza. Libero mis viejas limitaciones y creencias. Libero y me quedo en paz. Estoy en paz conmigo mismo. Estoy en paz con el proceso de la vida. Estoy a salvo.

6. Repite estas afirmaciones dos o tres veces.
7. Cada vez que te asalte algún pensamiento negativo a lo largo del día, saca tu espejito de bolsillo y repite estas afirmaciones. Familiarízate con ellas, para que su repetición se convierta en tu rutina diaria.

El poder está dentro de ti: Tu ejercicio del cuadernillo para el día 4

Tu pensamiento del corazón para el día 4:

1.Vamos a Observar estas 4 grandes Etiquetas Rojas Crítica, Miedo, Culpabilidad y Resentimiento.
Crea en tu cuadernillo cuatro columnas, cada una de ellas estará encabezada por una de estas etiquetas rojas. Reflexiona sobre qué papel desempeñan en tu vida. Escribe tus pensamientos y sentimientos sobre cada uno de ellos en su columna correspondiente.
2. Selecciona las dos categorías del punto 1 en las que has escrito más cosas y escribe diez afirmaciones positivas para cada una de ellas. Por ejemplo, si una de las categorías es el Resentimiento, puedes escribir afirmaciones como: Ahora elijo liberarme de todas mis heridas y mi resentimiento. Cuanto más resentimiento liberó, más amor tengo para dar.
3. Todo lo que forma parte de nuestra vida es una proyección de lo que somos. Piensa en las personas con las que tengas más desavenencias. ¿Cuáles son los aspectos que más te desagradan de ellas? Escríbelos.
4. Observa los aspectos que has enumerado en el punto 3. Escribe de qué forma cada uno de ellos refleja una creencia que tienes respecto a ti mismo. Puede que también te sea útil anotar lo que has aprendido sobre ti al hacer los ejercicios de hoy.

Tu pensamiento del corazón para el día 4:

Puedo dejar ir

Meditación Día #4

Un comentario

  1. Excelentes términos, la critica debemos utilizarla para ayudar a crecer de ahi que solo permitiremos críticas constructivas.

    En cuanto a los miedos, practico siempre y lo enseño:
    «QUE TÚ FE SEA MAS GRANDE, QUE TUS MIEDOS»
    Debemos creer en nosotros mismos, que somos capaces, pues no hay cosas imposibles, sino hombres incapaces de hacerlas.
    Culpabilidad en cierto modo aceptar nuestros errores hace que descarguemos mucho peso de nuestro ser, pero Ojo no debemos cargar con culpas que no nos corresponden en absoluto.
    Por ultimo el Resentimiento No es bueno de ninguna manera, debemos hacer ejercicio diario para tener Paz Interior y poder evolucionar de una manera positiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.