Día #8 Ama tu niño interior

Primera parte hoy vas a ver a través del adulto que se refleja en el espejo y a conocer a tu niño interior
Hoy es un día muy importante en tu trabajo del espejo. Mírate fijamente a los ojos. Ve más allá del adulto que se refleja en el espejo y saluda a tu niño interior.
No  importa  tu  edad;  en  tu  interior  hay  un  niño  pequeño  que  necesita  amor  y aceptación. Si eres una mujer, por muy autosuficiente que seas, también tienes una niña en  tu  interior  que  es  muy  tierna  y  que  necesita  ayuda. 
Si  eres  un  hombre,  por  muy autosuficiente  que  seas,  también  tienes  un  niño  en  tu  interior  que  anhela  atención  y afecto. Cuando  te  miras  al  espejo,  ¿ves  a  tu  niño  interior? ¿Es feliz? ¿Qué está intentando decirte ese niño?
En tu interior están todas tus edades: en tu consciencia y en tu memoria. Cuando eras pequeño y algo iba mal, pensabas que era porque había algo en ti que no estaba bien. Los niños llegan a la conclusión de que si pudieran hacerlo todo bien, sus padres les amarían y no les castigarían. Cada vez que estás asustado, date cuenta de que es tu niño interior el que tiene miedo. El adulto no tiene miedo, sin embargo se ha desconectado y no está presente para ayudar al niño. El adulto y el niño han de entablar una relación.
¿Cómo  puedes  conectar  con  tu  niño  interior?  El  primer  paso  es  conocer  a  tu  niño interior  a  través  de  tu  trabajo  con  el  espejo.  ¿Quién  es  ese  niño?  ¿Por  qué  es desgraciado? ¿Qué puedes hacer para que se sienta a salvo, seguro y amado? Coméntale  todo  lo que  haces.  Sé  que  te  puede  parecer  una  tontería,  pero  funciona. Hazle  saber  a  tu  niño  interior  que  pase  lo  que  pase,  nunca  le  darás  la  espalda  ni  le abandonarás, que siempre estarás con él y que siempre le amarás. Lo único que desea tu niño interior es que le hagas caso, sentirse seguro y amado. Si puedes  dedicar  unos  minutos  al  día  para  conectar  con  esa  personita,  tu  vida  mejorará considerablemente.

Afirma: Estoy dispuesto a amar y a aceptar a mi niño interior

Ejercicio del trabajo del espejo para el día 8

  1. Busca una foto de cuando tenías cinco años. Pégala en el espejo de tu cuarto de baño.
  2. Mira la foto durante unos minutos. ¿Qué ves? ¿Ves a un niño feliz? ¿A un niño desdichado?
  1. Habla  con  tu  niño  interior  en  el  espejo.  Puedes  mirar  la  foto  o  incluso mirarte a los ojos, lo que te resulte más cómodo. Si de pequeño te llamaban con  algún  apodo  o  diminutivo,  úsalo  para  hablar  con  tu  niño  interior. Sentarte delante del  espejo  es  muy  útil,  porque si estás  de  pie,  en  cuanto empiezan a salir emociones fuertes, puedes sentir la tentación de marcharte. Así que siéntate, hazte con un paquete de pañuelos desechables y empieza a hablar.
  2. Abre tu corazón y comparte tus sentimientos más íntimos.
  3. Cuando termines, repite estas afirmaciones: Te amo, cariño. Estoy aquí por si me necesitas. Estás a salvo.

El poder está dentro de ti: Tu ejercicio del cuadernillo para el día 8

  1. Para  esta  práctica  necesitarás  lápices  para  colorear,  colores  de  cera  o rotuladores.
  1. Utiliza tu mano no dominante, es decir, aquella con la que no escribes, haz un dibujo de ti mismo de pequeño. ¡Sé creativo!
  1. Pega tu dibujo en el espejo del cuarto de baño.
  2. Mira el dibujo y empieza a hablar con tu niño interior.
  3. Hazle las siguientes preguntas a tu niño interior y escribe las respuestas en tu diario: ¿Qué es lo que te gusta? ¿Qué es lo que no te gusta? ¿Que es lo que te asusta? ¿Qué necesitas? ¿Qué puedo hacer para que seas feliz?
  1. Cierra  los  ojos  y  dedica  unos  minutos  a  reflexionar  sobre  lo  que  has aprendido acerca de tu niño interior.

Tu pensamiento del corazón para el día 8:

Abrazo amorosamente a mi niño interior

Meditación Día #8

Un comentario

  1. Un aporte para el dia de hoy!! Gracias.

    12 Recordatorios ✨

    – El pasado no puede cambiarse.
    – Todo mejora con amor.
    – La opinión de los demás no te define.
    – La felicidad es diferente para cada quien.
    – Hay aprendizajes que duelen.
    – La intuición es real, confía en ella.
    – El tiempo tiene poderes curativos.
    – Siempre podemos volver a levantarnos.
    – Hace falta cerrar ciclos para empezar otros.
    – Lo que das, siempre vuelve.
    – Se persiguen sueños, no personas.
    – Algunas veces, lo que no pasa en años, sucede en un instante.

    ¡Excelente inicio de semana!❤️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.