Día #9 Ama tu niño interior

Segunda parte
Hoy utilizarás el espejo para perdonar el pasado  y empezar a amar a tu maravilloso niño interior.
Trabajar con el niño interior es extraordinariamente útil  para ayudarnos a cerrar las heridas del pasado si en tu infancia pasaste mucho miedo y sufriste abusos físicos o verbales, puede que tengas el hábito de machacarte mentalmente. Cuando haces esto, estás perpetuando ese maltrato casi de la misma manera. Sin embargo, el niño interior no tiene dónde ir.
Muchas  personas  tenemos  un  niño  interior  que  se  siente  perdido,  solo  y  rechazado. Quizás  el  único  contacto  que  hayamos  tenido  con  ese  niño  interior  durante  mucho tiempo haya sido a través de las reprimendas y las críticas. Y encima nos preguntamos por  qué  somos  desgraciados.  No podemos  rechazar una  parte  de  nosotros  y  pretender estar en armonía interiormente.
Hoy  utilizaremos  nuestro  trabajo  del  espejo  para  trascender  las limitaciones  de nuestros padres y conectar  con nuestro  niño interior perdido. Perdonemos  el pasado  y empecemos  a  amar  a  este  hermoso  niño  interior.  Este  niño  necesita  saber  que  nos preocupamos por él.
Si  todavía  te resistes a cuidar de tu niño interior, es porque estás estancado en tu propio resentimiento. Eso  siempre  significa  que  todavía  hay  alguien  a  quien  debes  perdonar.  ¿Qué resentimiento has de eliminar? ¿Qué es lo que todavía no te has perdonado?
Ahora  visualiza  que  coges  de  la  mano  a  tu  niño  interior  y  que  vas  juntos  a  todas partes  durante  unos  días.  Observa  cuántas  experiencias  hermosas  puedes  tener.  Puede parecerte una tontería, pero te ruego que lo pruebes. Realmente funciona. Crea una vida maravillosa  para  ti  y  para  tu  niño  interior.  El  Universo  te  responderá  y  encontrarás formas de curar a tu niño interior y a tu adulto.
Mírate a los ojos, ámate y ama al niño que hay en ti y di:

Afirma: Amo a mi niño interior. Ahora soy el responsable de mi vida.

Ejercicio del trabajo del espejo para el día 9

  1. Ve a tu cuarto de baño y mira el dibujo que pegaste ayer en el espejo de cuando eras pequeño.
  1. Dedica ahora un momento para decirle a tu niño interior que te preocupas por él. Repite estas afirmaciones: Me preocupo por ti. Te amo. Te amo de todo corazón.
  1. Siéntate delante del espejo si puedes, o hazlo para mirarte en un espejo de mano.  Sigue  la  conversación  con  tu  niño  interior  que  empezaste  ayer. Podrías comenzar por una disculpa, diciendo algo como lo siguiente: Siento no haber hablado contigo en años. Siento haberte regañado durante tanto tiempo.  Quiero  compensarte  por  todo  el  tiempo  que  hemos  estado separado.
  1. Si  durante  los años que tienes  años  no  has  hablado  con  tu  niño  interior,  puede  que tardes un poco en notar que estás volviendo a conectar. Pero no te rindas. Al final  lo conseguirás.  Quizá  sientas  a  tu  niño  interior.  Puede  que  lo  oigas dentro de ti. Puede que hasta llegues a verlo.
  2. Ten  a  mano  un  paquete  de  pañuelos  desechables.  Es  normal  que  llores cuando hables con tu niño interior. Las lágrimas te ayudarán a romper el hielo y a conectar con él.

El poder está dentro de ti: Tu ejercicio del cuadernillo para el día 9

  1. ¿Qué es lo que realmente te gustaba  hacer  cuando  eras pequeño? Escribe todo lo que se te ocurra. ¿Cuándo fue la última vez que hiciste alguna de esas cosas?
  1. Ahora cierra tu diario y sal afuera a jugar con tu niño interior. ¡Diviértete! Relájate ahora no tienes a nadie que te prohíba hacer lo que te gustaba hacer cuando niño

Tu pensamiento del corazón para el día 9:

Estoy dispuesto a cambiar y a crecer

Meditación Día #9

Un comentario

  1. Que hermoso ejercicio, hablar con el niño q llevas dentro hace q recuerdes gratis momentos y al igual pedirle perdón si le has fallado me amo me amo y amo la niña q soy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.