Día #3 Controla tu monólogo interior

Hoy vas a aprender más cosas sobre cómo cambiar los mensajes que te envías a ti mismo, limpiando pensamientos negativos del pasado para que puedas vivir el presente
Wow llegaste a tu día No 3, Ahora te invito a hacerte esta pregunta

¿sientes que has creado un vínculo más estrecho con tu amigo el espejo?

La mejor forma de amarte a ti mismo es liberarte de todos los mensajes negativos de tu pasado y vivir el presente. Hoy trabajaremos juntos en cambiar lo que yo llamo el monólogo interior, es decir, lo que te estás diciendo a ti mismo mentalmente.
Aquí es importante revisar cuales son esas creencias limitantes que tienes de ti mismo y observes los mensajes que recibías acerca de ti impuestas por tus padres, profesores, compañeros y el entorno donde vivías, donde el amor y la aceptación estaban condicionados y te creíste el cuento de ser perfecto, ser feo, no ser capaz, ser apático, ser malgeniado, etc.etc.etc…, la forma en que te diriges a ti mismo internamente es muy importante observarla con detenimiento porque eso mismo es lo que vas a reflejar en tu aspecto y tus conversaciones en el exterior.
 

INICIEMOS

Ejercicio de apertura

Práctica un monólogo interior positivo mientras haces tu trabajo frente al espejo, creando únicamente frases positivas respecto a ti mismo y repitiendo sólo afirmaciones positivas.
Si se entromete algún monólogo interior negativo de tu infancia, conviértelo en una afirmación positiva. Por ejemplo, un «¡Nunca haces nada bien!», se puede convertir en la afirmación Soy una persona capaz y puedo afrontar todo lo que me pase en la vida.

Cambio de Observador

Si sientes que la mente te sabotea repite: ¡Qué maravillosa forma de amarte a ti mismo!
Afirma: Me libero de todos los mensajes negativos del pasado. Vivo en el presente.
Afirma: Soy precioso. Soy increíble. Me resulta fácil amarme.

Ejercicio del trabajo del espejo para el día 3

  1. Colócate de pie o sentado delante del espejo de tu cuarto de baño.
  2. Mírate a los ojos.

Repite esta afirmación:

Todo lo que me digo a mí mismo, me lo digo con amor.

5. Sigue repitiendo:

Todo lo que me digo a mí mismo delante de este espejo, me lo digo con amor.

Hay alguna frase que te dijeran cuando eras pequeño que no puedes sacarte de la cabeza?
Por ejemplo: «Eres estúpido», «No eres lo bastante bueno» o cualquier otra cosa que recuerdes. Tómate tu tiempo para trabajar con las frases negativas y convertirlas en positivas:

Soy inteligente. Soy más inteligente de lo que pienso. Soy un genio que tiene ideas creativas en abundancia. Soy una persona magnífica. Soy adorable. Merezco que me amen.

6. Elije una o dos de estas nuevas afirmaciones positivas y repítelas una y otra vez. Repítelas hasta que te sientas cómodo con ellas.
7. Cada vez que pases delante de un espejo o te veas reflejado en alguna parte, detente un momento y repite estas maravillosas afirmaciones.

El poder está dentro de ti: Tu ejercicio del cuadernillo para el día 3

  1. ¿Has contado alguna historia negativa hoy? Escribe cuántas veces la has repetido y a cuántas personas se la has contado. Ahora escribe algo positivo que puedas contarles a esas mismas personas mañana, que les ayude a sentirse mejor consigo mismas y con las personas que las rodean.
  2. Escribe la palabra debería. A continuación, haz una lista de palabras que puedas usar en su lugar. Te sugiero que empieces por la palabra podría.
  3. Pega varias de las nuevas afirmaciones positivas que has aprendido hoy en tu espejo para repetirlas cada vez que las veas.
Observa tus emociones al responder a estas preguntas. Anótalas en tu cuadernillo.

Tu pensamiento del corazón para el día 3:

Siempre puedo elegir

Meditación Día #3

2 comentarios

  1. Pienso q hace falta q alguien te recuerde q eres una persona muy valiosa e inteligente, realice la actividad visualizando q me lo dicen las personas que me quieren, que linda sensación mi corazón se lleno de alegría.siempre con una buena actitud, abrazos.

  2. Desde niños encontrarnos que en algún momento de nuestras vidas, alguien se tomó el atrevimiento de decirnos cosas negativas, pero con el pasar del tiempo estas te ayudaron a ser mas fuerte, superando así miedos. Hoy por hoy puede afirmar que no me gusta estar con personas negativas, tóxicas, hoy quiero estar al lado de las personas que me aporten, que sean positivas y que podamos compartir experiencias de triunfo, sin dejar a un lado experiencias negativas, que estas fueron las que nos hicieron crecer y estar donde estamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.