Día #20 Enseña el trabajo del espejo a los niños

Los niños también sufren el estrés de la vida.  Hoy aprenderás a practicar el trabajo del espejo con los más pequeños y serás testigo de los milagros.
Basado en el poder del espejo Louise Hay
Estás a punto de finalizar este curso y lo estás haciendo de maravilla.  ¡Aplaudo tu compromiso y tu dedicación! Cada día que haces el ejercicio del trabajo del espejo te estás haciendo un regalo de amor.
Cuando éramos pequeños solíamos decirnos cosas horrendas y menospreciar los unos  a  los  otros.  Pero  ¿por  qué  lo  hacíamos?  ¿Dónde  aprendimos  esa conducta? A muchos de nosotros nuestros padres o maestros nos llamaron estúpidos, bobos  o perezosos, nos dijeron que no éramos lo bastante buenos. A lo  mejor nos  avergonzamos al escuchar esas opiniones, pero nos las creímos. Poco podíamos imaginar lo nocivas que iban a ser estas creencias o hasta qué  extremo quedarían arraigados en nosotros el sufrimiento y la vergüenza que nos iban a ocasionar.
En la escuela no me enseñaron el efecto que tendrían mis palabras en mi vida. Nadie me enseñó que mis pensamientos eran creativos, que, literalmente, podían dar forma a mi  destino  o  que  lo  que  yo  dijera  verbalmente  regresaría  a  mí  a  través  de  mis experiencias.  Nadie  me  dijo  nunca que merecía  que  me amasen  o  que  me  sucedieran cosas buenas. Por supuesto, tampoco nadie me dijo que la vida estaba para apoyarme.
Ahora  podemos cambiar todo eso para nuestros hijos. Una de las cosas más importantes que podemos hacer por ellos es recordarles la verdad básica de que  son encantadores. Nuestro papel como padres no es ser perfectos, hacerlo todo bien, sino ser cariñosos y amorosos.
Educa a  los niños que hay en tu vida, del mismo modo que tú estás aprendiendo a educarte a ti mismo. Recuerda: nadie tiene el niño o la niña «perfectos» ní el padre o la madre  «perfectos».

Afirma: Puedo ser lo que me proponga. Puedo hacer lo que me proponga. La vida está de mi parte.

Ejercicio del trabajo del espejo para el día 20

  1.  Hoy te invito a ver este video  de  una  niña  encantadora  repitiendo  sus afirmaciones.  Se  llama  «Jessica’s  Daily  Affirmation»  y  puedes  verlo  AQUÍ
  2. Mira  este  vídeo  con  tu  hijo  o  cualquier  niño  que  forme parte  de  tu  vida, incluso con tu niño o niña interior.
  3. Pídele  a  tu  niño/a  que  repita  sus  propias  afirmaciones  diarias  como  hizo Jessica en el vídeo. Pregúntale qué es lo que le hace feliz y pídele que lo cuente delante del espejo
  4. Puedes  empezar  este  ejercicio  haciendo  tu  propio  trabajo  del  espejo  e Invitando a tu niño/a a que lo haga contigo. Repite afirmaciones sencillas como:  Te amo. Lo amo todo de ti.  ¡Soy increíble! ¡Soy una persona hermosa! ¡Tengo un pelo muy bonito! ¡Puedo bailar como una estrella de la televisión!

El poder está dentro de ti: Tu ejercicio del cuadernillo para el día 20

  1. Ten  a  mano  papel  para  dibujar,  lápices  de  colores,  lápices  de  cera  o rotuladores de colores y pegamento. Pídele a tu niño o niña que dibuje un Espejo Mágico al que poder recurrir. Anímale a que decore el  espejo:  puede  pegar fotos o dibujos bonitos a  su  alrededor, que  añada  cosas  brillantes  y  chispas  al  marco,  y  que  deje  volar  su imaginación con los colores.
  1. Haz  turnos  para  mirarte   en  el  Espejo  Mágico  y  decir  cosas bonitas sobre ti
  2. Escribe  las  frases  positivas  que  estas diciendo  para  que puedas  repetirlas por la mañana cuando hagas  el trabajo del espejo.
Tu pensamiento del corazón para el día 20:

Me comunico abiertamente con mis hijos o con los niños de mi alrededor.

Meditación Día #20

1 Comentario. Dejar nuevo

  • Liliana Valdés Bolaños
    21 marzo, 2022 1:12 am

    Recomiendo a todos ver la película:

    «Todos los caminos conducen a casa»

    Bendiciones para todos!!!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú